11 noviembre, 2015

Rowan McBride - Un Buen Año

La continuación de una buena mano



Hace diez meses, Spade fue ganado en otro juego de póquer de altas apuestas. Pero Ace Donovan era diferente de su anterior Amo: amable, generoso, poseedor de una alegría que sólo puede ver Spade. Pero su nuevo Amo se fue rompiendo, lentamente derrumbándose ante las presiones de la culpa y el dolor inmerecido. Como Senai, un siervo de ingeniería genética, Spade tenía la capacidad de barrer la angustia de su alma,  cumplir todos sus deseos, y liberar el espíritu de Ace.
Pero Spade no sabía que hacer estas cosas le concedería el amor del humano, o crear una emoción que respondía dentro de él.
No había mayor placer para Spade que el tener a Ace en sus brazos, y Spade lo sostendría durante todo el tiempo que Ace quisiese. Incluso cuando las órdenes dadas le hicieran daño, incluso cuando lo dejaran solo, incluso cuando se hace evidente que su Amo ya no necesita un sirviente. Él es un Senai. Lo que tiene ahora debería ser suficiente. Sin embargo, no lo es. Él quiere más.

Una buena mano los unió. ¿Podría un buen año entrelazar sus almas?

2 comentarios: