08 noviembre, 2015

Carol Townend - Melodia de pasion



El fruto prohibido sabe siempre más dulce…
Elise mantenía bien ocultas sus cartas. Poca gente sabía que era también Blancaflor le Fay, la célebre cantante. Pero tenía un secreto aún mayor: su hija recién nacida era el resultado de una breve pero intensa aventura con Gawain, conde de Meaux.
Obligado a casarse por su sentido del deber, Gawain regresó a Troyes para conocer a su prometida... Pero, ¿por qué no podía dejar de pensar en la dulce muchacha de voz de plata que conoció la última vez que estuvo allí? Y cuando Gawain encuentra a su amante de nuevo, deberá elegir entre el deber ... y el deseo prohibido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario