28 septiembre, 2015

Antologia - Secretarias


La mujer detras del antifaz

Emma Bourke es una de esas mujeres que, gracias a su atractivo, -si es que lo tiene oculto debajo de su anticuado estilo-, pasa desapercibida totalmente.
Emma es secretaria desde hace tres años de Tristan Cole, su jefe y uno de esos hombres que, definitivamente, cualquier mujer con ojos en la cara se voltearia para ver.
Tristan es guapo por donde se lo mire; divertido, galante, seductor hasta el hartazgo, y tambien un mujeriego sin remedio. Y Emma, inexorablemente, se enamoro de el casi desde el mismo dia en el que fue contratada por Cole Publicists…
Pero tal parece que Tristan tiene ojos para cualquier modelito que lleve faldas… o pantalones bien ajustados. A decir verdad, el tiene ojos para cualquier femina alta, delgada, rubia y hermosa, use la ropa que use… Pero nunca alguien como Emma Bourke.


Es en el baile de mascaras que organiza la empresa, a beneficio de un hospital materno-infantil, que Emma decide por una sola noche, dejar su ropa pasada de moda y lucir prendas seductoras.
Tristan se ve atraido por aquella diosa de curvas dignas de provocar un infarto y se dedica toda la noche a seducirla, aunque en ningun momento puede averiguar la identidad de la mujer detras del antifaz.
Emma supone que las cosas para Tristan seguiran como siempre: conquista, noche de pasion, un ramo de flores al otro dia y despues, ¡si te he visto, no me acuerdo!
Pero la secretaria se sorprende al pasar los dias y averiguar que su jefe esta obsesionado con la mujer misteriosa, y ella, simplemente, no se atreve a revelarle la verdad.



Secretaria de dia amante de noche

Blake Miller, pediatra y mujeriego anda en busca de una nueva secretaria. Melinda Carson, un patito feo convertido en un bello cisne regresa a su ciudad natal y necesita un empleo. Luego de un encuentro casual entre ambos y en el cual quedan prendados uno del otro, vuelven a encontrarse bajo las circunstancias más insólitas. Blake descubre que ella es la amiga de su hermana quien quiere el empleo de secretaria y Melinda se da cuenta que él es su futuro jefe. Blake es un hombre que ama su libertad y que ve a las mujeres solo como un pasatiempo en su vida debido a una mala experiencia en su juventud que lo ha llevado a descreer del matrimonio. Melinda, por su parte, viene de romper con su novio porque éste no quería casarse, es la típica mujer romántica que siempre ha soñado con entrar vestida de blanco a la iglesia, con un príncipe azul esperando por ella. Sus sueños y expectativas de vida son completamente opuestos pero no pueden negar lo que sienten el uno por el otro. ¿Podrán Blake y Melinda conciliar sus diferencias y construir un futuro, juntos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario